De copas en el Portobello 5

En el corazón de Santander, en la mítica calle de Peña Herbosa, está el Portobello 5, un pub que en los últimos tiempos se ha puesto de moda y está consiguiendo ganarse el favor de la clientela.

¿Cuál es su secreto? Yo creo que está en el mimo que ponen en la elaboración de sus copas.

Sus dueños han entendido que para ganarse la fidelidad de la clientela hay que ofrecer un plus, algo más, y ellos han optado por cuidar el alcohol de alta graduación. El servicio en lo que llaman copas de balón supone también un acierto a tener en cuenta.

Me hace mucha gracia la gente que habla de Gin Tonics, en realidad de copas en general, como si fueran las nuevas ensaladas.

De Bares
Copas en el Portobello

En el Portobello juegan con frutas y gominolas, y le ponen amor en la elaboración, pero todo en su justa medida.

Entiendo que según lo que pidas lo preparen de una u otra manera pero, sinceramente, no sé cuál es el auténtico criterio porque puedes pedir lo mismo en dos lugares diferentes y prepararte dos ‘ensaladas’ que poco o nada tienen que ver la una con la otra.

¿Para después de comer?

El sitio no es grande, es lo que anteriormente se llamaba ‘El Barolo’, por aquellos que ya peinan canas, pero su ubicación es ideal para tomarlo como referencia después de una comida. Además, está decorado con gusto.

Ese fue el caso de nuestra última visita. Un sábado de noviembre después de comer por la zona de Tetuán.

¿Dónde vamos? De copas al Portobello 5 con unos amigos a los que hacía tiempo que no veíamos.

Hay que aclarar que buscábamos un sitio tranquilo y quizás ahí nos equivocamos.

El sitio tenía gente, a pesar de ser las cinco de la tarde. No en exceso pero lo suficiente para no pensar que sobras en el bar y que mejor estarías en tu casa.

Pedimos nuestras cuatro copas. 25 euros las cuatro. Pero he llegado a una edad en la que no me importa pagar algo más si me ofrecen algo bueno, algo distinto.

Tuvimos que esperar a que nos las sirvieran, eso sí.

Nos sentamos en una mesa. Hasta ahí bien. El sitio agradable y se podía hablar tranquilamente, que es lo que se busca un sábado a las cinco de la tarde, o al menos era nuestro caso.

Las copas muy buenas. De Copas en el Portobello 5 es una opción.

Los fallos

Quizá eché en falta unos frutos secos. Entiendo que a las doce de la noche busquen otra cosa, otro tipo de público pero a las 5 de la tarde podría ser un detalle de esos que no suponen una gran inversión pero que, a todas luces, fideliza clientes.

La música bien. Acorde con la estética del Portobello. Hasta ahí perfecto.

El problema vino cuando pusieron a todo volumen un partido de fútbol, del Real Madrid creo que era.

Salvo dos personas, creo que el resto de los que nos encontrábamos en el local, pasábamos del fútbol.

Sin embargo, lo sufrimos. Mucho. Hasta el punto de convertirse en un punto negativo que enturbiaba las buenas sensaciones que habíamos tenido hasta ese momento.

Lo que estaba resultando un lugar de esos que tomar como referencia, de esos que recomendar a los amigos, se convirtió en un ruidoso local donde ni siquiera se podía mantener una conversación.

Mal. Menos mal que le salvan las copas.

¿Te ha gustado? Compártelo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies