El Santander más insólito

El Centro de Documentación de la Imagen de Santander (CDIS) muestra hasta el 4 de febrero en la Sala Ángel de la Hoz imágenes cotidianas y otras insólitas captadas entre los años 1953 y 1980 por José Luis Araúna González. Fotografías antiguas de Santander que retrotraen al espectador a épocas pasadas.

Son alrededor de una cincuentena de fotografías que reflejan imágenes cotidianas de Santander junto con estampas insólitas de la ciudad.

La muestra permite acercarse a una parte de la extensa colección de Araúna González, que compaginó la fotografía científica en el Hospital Valdecilla con el trabajo en prensa.

De 1953 a 1980

Bajo el título ‘Lo cotidiano y lo insólito. Fotografías de Santander (1953-1980)’, la exposición muestra, por un lado, escenas cotidianas del mercado de La Esperanza, el tráfico en la ciudad, el deporte, las playas abarrotadas en verano y las nevadas en invierno.

Otras fotografías trasladarán al visitante a lugares que ya no existen, como el matadero de Cuatro Caminos o el Teatro Pereda.

También se podrán contemplar imágenes insólitas o situaciones extraordinarias en la ciudad, como los elefantes de un circo bañándose en la playa de Los Peligros o un joven atravesando la avenida de Calvo Sotelo en piragua durante unas inundaciones que colapsaron el centro de la ciudad.

Visitas y actos oficiales

Tampoco faltan en la muestra fotografías antiguas de Santander de visitas y actos oficiales, entre ellas, de los entonces príncipes de España, don Juan Carlos y doña Sofía, así como de las primeras elecciones democráticas del año 1977. Y se podrá ver el reportaje de la Coronación de la Virgen de la Bien Aparecida que realizó junto a su padre en el año 1955.

La muestra podrá verse hasta el 4 de febrero de 2018 en la Sala Ángel de la Hoz del CDIS (calle Magallanes, 30), en horario de 11.00 a 14.00 y de 18.00 a 21.00 horas de martes a viernes, y de 11.00 a 14.00 los fines de semana y festivos.

Una vida vinculada a la fotografía

José Luis Araúna González (Santander, 1930), comenzó a ayudar en el laboratorio a su padre, el también fotógrafo de prensa Joaquín Araúna Agenjo (1903-1965), cuando contaba sólo 11 años, tras el incendio de Santander de 1941.

Con 14 años publicó su primera fotografía en el periódico Alerta, una instantánea que tomó sustituyendo a su padre, que estaba enfermo, y en la que se ve el primer tranvía que pasó por la avenida de los Infantes. A los 15 años su padre le regaló su primera cámara, una Retina.

Empezó a trabajar como fotógrafo profesional en el Hospital Valdecilla en 1946 y se dedicó a la fotografía científica, especialmente de operaciones, hasta su jubilación en 1997.

Compaginó esta labor con la de fotógrafo de prensa en La Gaceta del Norte (1961-1983) y en la agencia de noticias Europa Press, y colaboró también de forma esporádica con El Diario Montañés.

Entre 2014 y 2016 José Luis Araúna donó el CDIS, del Ayuntamiento de Santander, el fondo fotográfico ‘Joaquín y José Luis Araúna’ con fotografías antiguas de Santander

¿Te ha gustado? Compártelo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies