La Casona de Nori, comida sencilla de calidad

La Casona de Nori, en el collado de Cieza, es uno de esos sitios imprescindibles para llevar a los amigos que vienen desde otras regiones.

Fuimos un domingo previa reserva, claro, porque si no olvídate de pillar sitio en este local.

Éramos cinco personas y habíamos reservado para las tres.

Lo cierto es que estaba tan petado el local que tardaron un rato en acomodarnos.

La espera, sin embargo, se hizo amena. La Casona de Nori es como un gran museo etnográfico donde puedes encontrar mil curiosidades distintas.

El local es una casona, como su propio nombre indica, típicamente montañesa. Desde un portalón se accede a un gran patio que también hace las veces de terraza.

Fuimos un día soleado y había mucha gente comiendo fuera y aliviando el comedor, que se queda justo para tanta demanda.

Cuando nos acomodaron nos trajeron el menú del día, veníamos a por él.

16 euros.

Primeros platos en La Casona de Nori:

  • Ensalada mixta
  • Ensalada de queso de cabra
  • Ensalada de anchoas
  • Espárragos
  • Patatas con carne de tudanco
  • Alubias rojas
  • Garbanzos con langostinos
  • Alubias con almejas
  • Pastel de pescado

Segundos platos en La Casona de Nori.

Los segundos platos en La Casona de Nori tienen un característica especial: todos llevan huevos y patatas. A partir de ahí tu decides si quieres combinarlos con lomo a la plancha, costillas a la plancha, filete de tudanco, croquetas, albóndigas de tudanco, jijas, callos caseros, morcilla con chorizo, estofado de tudanco o chipirones en su tinta.

Debo decir que el día que nosotros estuvimos ya se habían quedado sin garbanzos con langostinos y tampoco tenían albóndigas.

En cualquier caso, la comida bien.

Precio justo cantidad y calidad y si también pagas el lugar, entonces deberíamos decir que está por debajo de su precio justo.

Para acabar postres y café, todo incluido en el precio.

No era una gran variedad pero todos ellos destacaban por ser los míticos de la comida casera.

La Casona de Nori, en el collado de Cieza, un sitio a recomendar.

Por cierto, está a tiro de piedra de Los Corrales de Buelna. Una sinuosa subida de tres kilómetros que te adentra en la Cantabria verde.

Nos recordó La Coteruca de Gandarillas o Pico Casares en Campoo.

¿Te ha gustado? Compártelo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies