Un libro reúne la historia de las mujeres represaliadas en Cantabria de 1937 a 1948

La historia de las mujeres que fueron represaliadas en Cantabria desde 1937 hasta 1948 es el eje que vertebra ‘Que permanezcan en nuestra memoria’, el libro de la historiadora María José Lanzagorta que se presentó hace unos días en la Biblioteca Central de Cantabria.

María José Lanzagorta ha explicado que miles de mujeres sufrieron la violencia por parte de las fuerzas del nuevo régimen y la Falange fue el brazo ejecutor que represalió a mujeres que “no habían cometido más delito que estar dentro de un régimen que era legal en su momento”, ha enfatizado.

La historiadora ha afirmado que después de escribir este libro, ha podido descubrir que fue “mucho peor” la posguerra que la propia Guerra Civil.

“Las cárceles estaban repletas de mujeres, alguna de ellas analfabetas o dedicadas al campo, que no entendían de vencedores y vencidos, pero que a través de su paso por la prisión supieron lo que era la miseria, la tortura, la humillación, el hambre y todo tipo de penurias”, ha señalado.

Currículum de María José Lanzagorta

María José Lanzagorta Arco es santanderina de nacimiento y bilbaína de adopción. Cursó estudios de Geografía e Historia en la Facultad de Filología, Geografía e Historia de la Universidad del País Vasco y estudios de Teología en la Universidad de Deusto.

Es profesora de la Universidad del País Vasco en Historia Moderna.

En la actualidad se encuentra trabajando en el área de cultura de la Diputación de Vizcaya y desarrollando su faceta de investigadora histórica.

Sus líneas de investigación preferentes son estudios histórico-artísticos sobre las artes figurativas de la Edad Moderna (siglos XVI-XVIII), tema sobre el que ha publicados un buen número de libros y artículos en revistas de arte especializadas como ‘Sancho el Sabio’ o ‘Vasconia: cuadernos de historia geografía’.

También ha participado en distintos coloquios y congresos, tanto de carácter divulgativo como científico.

En su intervención ha destacado que este tipo de estudios son además de necesarios, una “exigencia” que apela no sólo a las instituciones, sino a toda la ciudadanía.

En su opinión, debemos ser conscientes de que tenemos una deuda con aquellos que sufrieron los rigores de la represión, pero esa deuda es “aún más sangrante con las mujeres, doblemente discriminadas por su género y sus ideas”, ha remarcado.

Te puede interesar también ‘Felicidad‘ o ‘Te dí mi palabra‘.

 

¿Te ha gustado? Compártelo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies