La complicidad entre palabra e imagen llega a la galería Siboney

“Still Under Pressure”, que podría traducirse como “Aún bajo presión” , o “Sin movimiento bajo presión”, es el título de la muestra individual que sirve de presentación en Santander de la artista Mónica Capucho (Lisboa, 1971).

La muestra puede visitarse en la galería Siboney de la calle Santa Lucía de Santander hasta el 20 de marzo de 2018.

Se trata de la primera exposición individual de Mónica Capucho en una galería en España, ya que hasta la fecha fecha se había podido ver su obra en ferias, de la mano de su galería lisboeta  –Carlos Carvalho-, o en su individual en el IVAM de Valencia.

Se trata de una exposición de pintura que reflexiona sobre la propia construcción de la pintura.

En esta primera muestra ha seleccionado obras sobre tela y sobre papel.

Además todas las pinturas tienen palabras que forman parte integrante de la composición.

Destaca también la rica variedad de tratamientos de la superficie de la obra, sobre superficies texturadas o planas, brillantes u opacas y composiciones geométricas simples, compuestas por rayas, rejillas y cuadrados.

La palabra ha sido una constante y denominador común en la pintura de Mónica Capucho.

En esta exposición, cada palabra es utilizada para acentuar los elementos visuales existentes en las composiciones geométricas de los trabajos.

Tautología

Estas frases o palabras tautológicas sirven para enfatizar las imágenes representadas.

“Still Under Pressure” aborda la relación de la imagen y de la palabra de un modo directo y frontal.

La geometría, el color y la textura son los elementos visuales predominantes, junto con la palabra.

Esto refuerza las representaciones abstractas que son tan verdaderas, como cualquier representación figurativa.

Conceptos originales de Mónica Capucho

La ocupación de la superficie de la obra por la abstracción geométrica (la forma), ocupada de lado a lado por el significado (la palabra), fueron los conceptos originales y que estuvieron en la génesis de la creación de todos estos trabajos.

Mónica Capucho busca establecer un vínculo de complicidad entre la palabra y la imagen.

Un vínculo donde la palabra se hace visible y la imagen se convierte en texto.

Se trata de una relación que agota la lógica y se transforma en una improbable trampa para el espectador.

 Y si al principio de este proyecto nos encontramos con la palabra, al final surge una imagen, un objeto, o tal vez incluso una nueva fuente de inspiración para la creación lingüística.

¿Te ha gustado? Compártelo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies