Nómada Pizza, un descubrimiento muy a tener en cuenta

Buscábamos un sitio de pizzas para cenar más de diez personas y llegamos a Nómada.

Buscando en Internet encontramos por casualidad este local relativamente nuevo en la calle Francisco de Quevedo, 12, de Santander.

Ninguno de los once que finalmente éramos conocíamos el restaurante, que lleva funcionando tan solo unos meses.

Pequeño pero coqueto.

Abajo tiene una minibarra con la cocina; la zona de mesas está arriba, subiendo unas pequeñas escaleras.

La decoración acorde con el nombre del restaurante: Nómada.

Habíamos reservado a las 21.30 horas y aún no había nadie en un comedor que poco a poco se fue llenando y eso que hacía una noche invernal total.

En la carta sólo ensaladas, pizzas y postres.

Y, fuera de carta, alrededor de decena de sugerencias más con pizzas que, a priori, parecen ser más elaboradas y que tienen un precio un poco más elevado que el resto.

Como decía éramos once y teníamos muy claro que íbamos a pedir pizzas.

Pedimos dos Barbacoas, dos Alfredo, una Beltri y, de las sugerencias, pedimos la del pueblo. En total, seis pizzas para once personas con dos jarras de cerveza y dos de sangria.

La cerveza tostada.

La sangría muy buena.

Nos pusieron unas tapas con ensalada de pasta, muy jugosa. Un buen detalle por su parte.

Las pizzas de Nómada 

En cuanto a las pizzas, que no tardaron nada en servirnos, comenzaron por las Barbacoa.

Buenas, sí, pero no las mejores que hemos probado. Además, partimos de la base de que no somos muy fan de las barbacoas, así que tampoco podemos ser muy objetivos en este punto.

Después las Alfredo, con piñones, queso gorgonzola y pera confitada.

Buenísima. Nos encantó a todos. Sin duda, de nuestra selección, la mejor con diferencia.

La del Pueblo, que estaba en las sugerencias, bien pero rara. Con pasas y alcachofas. Distinta a lo que habíamos probado en tema de pizzas hasta el momento.

Para concluir la Beltri, que también se salía de la norma.

Las pizzas medianas tirando a grandes, como bien nos informó el camarero que nos atendió. 

No mintió, tiraban a bastante grandes, de hecho y se notaba que estaban hechas con cariño, con ingredientes naturales y caseros. La masa buenisima.

Las seis pizzas, dos jarras de cerveza y dos de sangría poco más de 100 euros. Tocamos a 10 euros por cabeza y salimos airosos, con el estómago bastante lleno.

Nómada se convertirá en un sitio a tener en cuenta en Santander. De ello estamos seguro. 

Nosotros, sin duda, repetiremos.

Además, sortean para una cena de cuatro personas que, oye, quizás seamos los afortunados en disfrutarla. 

Recomendamos también Piccola  y L’Arrabiatta.


Datos de contacto
Dirección: Calle de Francisco de Quevedo 12. Santander 
Teléfono: 942 09 66 22
¿Te ha gustado? Compártelo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies